"La Mente Infantil Pide Enfrentamiento Y El Cuento No Trauma

Bienvenidos a los cuentos infantiles cortos de Educapeques. Los recursos que vamos a ofrecer acá están basados en el trabajo de actividades de cuentos folclóricos españoles y marroquíes, y van a ir enfocados al desarrollo colectivo por la parte de todos y cada uno de los componentes de la clase de las 5 habilidades lingüísticas básicas señaladas por el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (hablar, percibir, charlar, Leer el contenido completo - http://iguanagold.gr/?option=com_k2&view=itemlist&task=user&id=54802 y redactar), a la mejora de la competencia sociocultural con el objetivo de que conozcan las particularidades de cada etnia, y al trabajo de las competencias social y cultural y también intercultural.

En los dos cuentos, aparte de que la barbaridad humana está simbolizada en el ogro y la hechicera -enemigos temibles-, la inteligencia infantil está encarnada por los protagonistas menores que se libran de una muerte espantoso y regresan a sus hogares, donde son recibidos por sus progenitores con la esperanza de vivir felices por el resto de sus días.

nueve. "Mamá, no puedo dormir", Brigitte Raab y Manuela Olten, ed. Takatuka (+3-4 años): en este cuento tierno y entretenido la protagonista no puede conciliar el sueño y va llamando a su madre, la cual, muy paciente y comprensiva, le va contando que debe buscar su forma de dormir, pues todos tenemos nuestra manera, aun los animales: los peces con los ojos abiertos, los murceguillos boca abajo, los leopardos encima de una rama de árbol, etcétera

Esto explica que, por servirnos de un ejemplo, en el cuento básico La adivinanza del pastor, se pase prácticamente sin transición de la situación inicial a la función XXV (M, tarea bastante difícil), tras pasar muy velozmente por la reparación de la auténtica falta, que es el aburrimiento de la princesa, la conveniencia de casarla, y de lo que apenas se afirma nada.

Con los mayores ya no lo hacemos, pero con Valeria aún seguimos el ritmo, eso sí, en vez de contar el cuento en su habitación , lo hacemos en el salón, porque no hay forma de que se duerma sola, y si algo me ha enseñado pasar 3 veces por la maternidad, es que no puedes acelerar la maduración de un pequeño, ni obligarlo a dormir cuando no desea.

La iniciativa participativa, que relata cómo la deportación ha creado un profundo desgarro en la unidad y vida en familia, es obra de la profesora de educación secundaria Sophia Sobko, una inmigrante rusa que vivió en San Diego y San Francisco, y que fue testigo de la huella emocional que la inmigración indocumentada deja en estudiantes y niños hispanos de todo el país.

La primera fase escrita seguramente se empezó cuando los egipcios elaboraron el llamado Libro de lo mágico 13 ​ Textos de las Pirámides (cerca 3050 a. C. ) y el llamado Libro de los Fallecidos (cara el mil quinientos cincuenta a. C.). De allí pasamos a las Sagradas Escrituras —donde por ejemplo se recoge la historia de Caín y Abel (circa 2000 a. C.)— la que tiene una tradicional estructura de cuento.

Como podéis imaginar, tenemos historias cortas de todo tipo, desde los cuentos clásicos populares que todos hemos oído de pequeños y que nos gusta transmitir a nuestros hijos, hasta relatos infantiles más nuevos, que aunque nos los tradicionales aportan muchos valores a los pequeños, algo que buscamos siempre y en toda circunstancia en un cuento infantil.

Procederemos ahora a ofrecer un corpus de cuentos populares españoles y de cuentos populares marroquíes (estos traducidos al de España) desde los cuales se ofrecerán una serie de actividades que van a ir orientadas al desarrollo por parte del estudiantado de las 5 habilidades lingüísticas básicas (leer, escribir, charlar, escuchar y conversar) fijadas en el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (2002).